Radiadores eléctricos

¿Los radiadores eléctricos son eficientes?

Los radiadores eléctricos son eficientes al 100 %, ya que toda la electricidad que consumen las transforman en calor. Este calor es liberado a través del radiador en la habitación.

Radiadores eléctricos

Algunos sistemas de calefacción, como la calefacción central, puede perder una parte de su calor en el transporte del mismo a través de las tuberías. Este no es el caso de los radiadores eléctricos.

Lo importate al elegir un radiador eléctrico es elegir el que mejor pueda cubrir nuestras necesidades. Por ese motivo, antes de comprar un radiador tenemos que saber las dimensiones de la habitación que queremos calentar. Si comprásemos un radiador muy grande, habríamos hecho una inversión inútil. Si por el contrario, compramos un radiador con una capacidad inferior a la que necesitamos, lo haremos trabajar forzándolo por encima de sus posibilidades, de tal manera, que acabaremos quemándolo.

A continuación te proporcionamos un resumen de las opciones de calefacción eléctricos disponibles en el mercado que detallan sus pros y sus contras para ayudarte a elegir qué opción es la mejor para tu hogar.

Existen diferentes tipos de radiadores eléctricos:

  • Radiadores eléctricos radiantes. El calor radiante es efectivo y económico, ya que es un tipo de calor que se absorve por lo componentes de la habitación, facilitando la conservación de calor. Los radiadores eléctricos radiantes son especialmente aconsejables para las personas alérgicas al polvo, ya que son de fácil limpieza.
  • Radiadores eléctricos convectores. Estos radiadores expulsan aire caliente para calentar la habitación. Los radiadores eléctricos convectores disponen de una bobina por la cuál circula el aire extraído de la habitación y calentándolo al pasar por el calentador.
  • Radiadores eléctricos de circulación de líquido. Estos radiadores disponen de un circuito cerrado por el cuál pasa un líquido que bien puede ser aceite, agua sola o agua con un agente inhibidor de corrosión. El líquido de calienta y expulsa el calor a la habitación a través del radiador.
Radiadores eléctricos

Para tener un buen control de la calefacción es importante disponer de un termostato. Antes de encender cualquier aparato de calefacción es vital cerrar todas las ventanas y puertas, ya que si no, jamás llegaremos a la temperatura deseada y estaremos perdiendo una gran cantidad de calor y dinero por el camino.

Si quieres ahorrar en la factura de la luz, es posible que te interese nuestro artículo: Cómo puedo reducir mi factura de electricidad.