Qué es un calentador halógeno

Un calentador halógeno o estufa halógena es un dispositivo de calentamiento ligero y portátil que puede ser conectado a una fuente eléctrica y proporcionar calor en un área cerrada.

Qué es un calentador halógeno

Este tipo de calentador se distingue por el uso de elementos halógenos en lugar de bobinas eléctricas o de conductores de gas propano o butano para proporcionar una fuente de calor. Los modelos actuales de estufas halógenas se pueden usar en varios entornos diferentes y están equipados con una serie de características de seguridad.

Los calentadores halógenos oscilantes son una excelente opción para la distribución de calor dentro de una habitación. Utiliza la misma premisa que el ventilador de mesa oscilante, la idea es la de calentar el aire a medida que circula a través del calentador halógeno oscilante y a continuación, propulsa el aire calentado en un amplio arco alrededor del espacio.

Esto es diferente de los calentadores que utilizan los ventiladores para descargar el aire caliente en una línea directa de los elementos de calefacción. Un calentador oscilante contribuirá a difundir el aire caliente a través del espacio de forma rápida y con un mayor grado de eficiencia.

Los calentadores de halógeno son a menudo una buena manera de aumentar los sistemas de calefacción existentes dentro de la casa. Dado que los calentadores vienen en varios tamaños diferentes, es posible comprar uno que funcione bien para un dormitorio, una sala cerrada o incluso como una fuente de calor adicional para calentar los pies mientras estás sentado en un escritorio. En la mayoría de los aparatos se permiten ajustes de calor.

La mayoría de los calentadores halógenos están equipados con una caja que permanece fría al tacto, así como un cierre automático si el dispositivo accidentalmente se vuelca. Estas dos características hacen del calentador una fuente ideal como forma de calor adicional cuando los niños o animales domésticos están en casa.

Con la disminución de las posibilidades de quemarse o que el dispositivo se vuelque y pueda causar un incendio, un calentador halógeno es definitivamente una opción segura.

Qué es un calentador halógeno

El precio de un calentador halógeno también es rentable, cuando se toma la durabilidad del calentador en consideración. Aunque cuesta más que unos paneles radiantes portátiles que utilizan las bobinas eléctricas estándares, un calentador halógeno tiende a proporcionar más años de servicio antes de que sea necesario reemplazarlo.

Junto con la robustez del dispositivo, algunos estudios indican que los calentadores halógenos requieren menos energía eléctrica para producir el mismo nivel de calor. Cuando se combina con las características de seguridad mejoradas y el carácter económico de energía de la calefacción, el coste se convierte en mucho menos de un factor.